Justica en Minería es una red global de organizaciones y centros sociales jesuitas que, inspirados por la espiritualidad ignaciana y la llamada de Laudato Si’, buscan discernir y promover la justicia socioambiental en conflictos relacionados con la minería y el extractivismo. 

Este Plan Estratégico Global 2019-2023 fue aprobado por el core group de la red en Johannesburgo, Sudáfrica, tras la celebración del I Foro Social Temático sobre la Minería y la  Economía Extractivista (del 12 al 15 de noviembre de 2018). 

La minería es un tema muy controvertido y desafiante. La extracción a gran escala de minerales se justifica habitualmente por la necesidad de minerales, metales y tierras raras para desarrollar nuevas tecnologías, desde electrónica de consumo a tecnologías bajas en emisiones de carbono (como aerogeneradores, paneles solares y vehículos eléctricos). Estas innovaciones son cruciales para impulsar la revolución digital y energética y abandonar los combustibles fósiles, pero ambas dependen en buena medida de la minería.

El cambio tecnológico no traerá cambio real sin cuestionar el modelo de desarrollo insostenible que subyace tras la demanda creciente de estas materias primas.

Los modelos de negocio actuales para la actividad minera a menudo causan problemas de gobernanza, enormes daños medioambientales y desplazamientos forzoso. En muchos países en desarrollo y en las economías emergentes, los proyectos mineros son vistos como una oportunidad para reducir la pobreza y alcanzar crecimiento económico. Sin embargo, sin los sistemas de control y las regulaciones adecuadas pueden representar también una amenaza para las comunidades más expuestas a los riesgos que se producen en las zonas de extracción (p. ej., pueblos indígenas, campesinos, comunidades ribereñas, etc.).

Durante los últimos 10 años, las organizaciones miembro de Justicia en Minería han estado acompañando y sirviendo a las comunidades afectadas por la minería con tres propósitos diferentes:

  • Asegurar que los procesos de decisión respetan las voces y los derechos humanos de las personas más afectadas por los proyectos mineros, ​ identificando y abordando sus potenciales impactos negativos en la salud, los medios de vida y los ecosistemas.
  • Denunciar el comportamiento poco ético de empresas y gobiernos y demandar el fin de la impunidad para aquellas industrias extractivas que cometen crímenes socio-ambientales, pidiendo rendición de cuentas, compensaciones para las víctimas y remediación de daños medioambientales.
  • Demandar prácticas empresariales responsables a través campañas de sensibilización, así como el consumo responsable y la creación de marcos regulatorios eficaces.

¿De dónde proviene nuestra inspiración?  

Fuimos concebidos como una Red Ignaciana de Incidencia Global (GIAN, en inglés). En ese sentido, la misión y visión de las organizaciones miembro de Justicia en Minería están inspiradas por la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) y la Misión de la Compañía de Jesús al servicio de la fe y la justicia, que ha sido recientemente actualizada a través de las Preferencias Universales Apostólicas publicadas por el Padre General, Arturo Sosa SJ, en febrero de 2019.

Nuestro entendimiento de la espiritualidad cristiana –en concreto, espiritualidad ignaciana– es una que se expresa no sólo en la teoría, sino en la práctica. Tiene que ver con nuestro compromiso al servicio y el acompañamiento de aquellas comunidades afectadas por la minería en los territorios donde nuestras organizaciones y centros sociales están presentes. Trabajar junto a ellas y compartir las expectativas y las preocupaciones de las generaciones más jóvenes acerca de su presente y su futuro es lo que da significado a nuestra red.

La incidencia es una parte de un proceso mayor en la búsqueda de la justicia y la reconciliación. Como señala el Padre General en su carta a la Compañía, “el daño que se inflige a la tierra es también un daño a los más vulnerables”. Esta idea está inspirada en Laudato Si’ y conecta dos de las Preferencias Apostólicas Universales que son centrales para la Justicia en Minería: la llamada a “colaborar con el cuidado de la Casa Común” y la invitación a “caminar con los excluidos”.

Afortunadamente, no estamos solos en esta tarea. Trabajar en red con otros activistas, grupos de base y movimientos sociales nos da la fuerza y la esperanza para afrontar los desafíos de la minería en este Siglo XXI.

Prioridades temáticas 2019-2023 y estrategias transversales

Durante la elaboración de este Plan Estratégico se identificaron tres prioridades temáticas en las cuales podemos fortalecer nuestra colaboración entre diferentes Conferencias Jesuitas:

  1. Poner fin a la criminalización de defensores/as de derechos humanos y el medioambiente
  2. Promover regulaciones corporativas fuertes y denunciar el comportamiento poco ético de gobiernos y empresas implicados en conflictos mineros
  3. Abrir una conversación pública sobre los impactos sociales y la degradación ambiental producida por la minería (especialmente, en el uso del agua), y su relación con los estilos de vida consumistas.

DESCARGA AQUÍ EL BOLETÍN COMPLETO

Leer más: https://justiceinmining.org/es/

Tomado de: Jesuitas.lat