Con las palabras “No quiero ser espectador”, el P. Stan Swamy se convirtió en defensor de los derechos humanos y durante décadas trabajó a favor de los más pobres y marginados de la India, especialmente de las comunidades indígenas (adivasis). Ciudadano indio y sacerdote jesuita, fue encarcelado con falsas acusaciones junto con otros defensores de los derechos humanos, y ya lleva más de 100 días en prisión.

El pedido de su liberación es un grito unánime de todas las obras jesuitas de los cinco continentes; para ello se están realizando numerosas iniciativas y actividades exigiendo su liberación.

A nombre de más de 15,000 hombres, y mujeres, religiosos y laicos que colaboramos en las obras jesuitas, los 12 provinciales de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y El Caribe (CPAL) firmaron y enviaron una carta a los Embajadores y/o Cónsules presentes en cada uno de sus países con el siguiente contenido:

Excmo. Señor,

Los miembros de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y El Caribe (CPAL) le saludamos cordialmente, en el nombre de los más de 15.000, hombres y mujeres, religiosos y laicos, que colaboramos en las obras jesuitas de nuestro continente.  

Le escribimos para hacerle llegar al gobierno que Usted tiene el honor de representar nuestra preocupación por la situación de los derechos humanos y de sus defensores en la República de la India. En concreto, queremos referirnos al Padre Stan Swamy S.J., ciudadano indio y sacerdote jesuita.

El P. Stan Swamy es defensor de los derechos humanos y lleva varias décadas trabajando en favor de los más pobres y marginados de la India, especialmente las comunidades indígenas (adivasis). El sacerdote de la Compañía de Jesús fue arrestado el 8 de octubre de 2020 por la Agencia de Investigación (NIA por sus siglas en inglés) bajo falsas acusaciones de conexiones maoístas y de participar en el incidente de Bhima Koregaon. Por las mismas razones han sido detenidos otros 15 activistas de derechos humanos. 

El P. Stan Swamy ha trabajado por los derechos de los adivasis respetando siempre los valores de la Constitución india; en ese marco ha manifestado también su oposición a algunas políticas gubernamentales. Su denuncia ha incluido documentación que fundamenta los abusos de poder cometidos contra los jóvenes indígenas y de otros que han sido encarcelados por defender sus derechos. El P. Stan se opone firmemente a las falsas acusaciones que lo relacionan con los grupos maoístas y con el caso de Bhima Koregaon, donde afirma no haber estado nunca. 

El P. Stan Swamy padece de la enfermedad de Parkinson y su salud es precaria. En prisión se le ha obligado a dormir en el suelo durante varios días y sólo después de varias protestas se le facilitó un vaso con sorbete para que pudiera beber agua por sí mismo. Ha sido difícil asegurarle las mínimas condiciones de dignidad.

Numerosos informes internacionales revelan signos preocupantes de amenaza e irrespeto a los derechos humanos y a la libertad religiosa en la India. Se destaca la declaración de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Sra. Michele Bachelet el 20 de octubre de 2020 en la que solicitaba al gobierno de India que garantice los derechos de los defensores de los derechos humanos en el país: “Más recientemente, el sacerdote católico Stan Swamy, de 83 años de edad, activista de larga data comprometido  con la defensa de los derechos de los grupos marginados, fue acusado y, según se informa, sigue detenido, a pesar de su mala salud”. Asimismo, la Relatora Especial para los Defensores de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Sra. Mary Lawlord en su carta del 3 de noviembre califica de detención del P. Stan Swamy como arbitraria y manifiesta su preocupación por el acoso sufrido por parte de la Agencia India de Investigación (NIA).

Recientemente, 21 diputados del Parlamento Europeo solicitaron al Primer Ministro Modi la liberación del P. Stan Swamy, incluyendo entre ellos las presidencias de los tres mayores grupos parlamentarios europeos: el Partido Popular Europeo, la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas y Renovación de Europa.

Junto a todos los defensores de los derechos humanos en la India y en el mundo, especialmente unidos a los jesuitas de la Jesuit Conference of South Asia, e inspirados en figuras importantes como Bhimrao Ramji Ambedkar uno de los Padres de la Constitución India, cuyo 72 aniversario celebramos recientemente, hacemos oír nuestra voz en defensa de los derechos humanos de todos los ciudadanos de la gran República de la India independientemente de su credo religioso, y expresamos nuestra esperanza de que el gobierno que usted representa se comprometa, con determinación, en la defensa y el respeto de todos los derechos humanos. 

Respetuosamente le solicitamos pues, señor Embajador, que haga todo lo posible para garantizar el bienestar y obtener la liberación de prisión del P. Stan Swamy, y de los otros 15 acusados. 

De usted, a su servicio,

RAFAEL VELASCO, S.J. 
Superior Provincial de Argentina

MARTÍN LENK, S.J.
Superior Provincial de las Antillas

IGNACIO SUÑOL, S.J.
Superior Provincial de Bolivia

MIEKZESLAW SMYDA, S.J. 
Superior Provincial de Brasil

JOSÉ DOMINGO CUESTA, S.J.
Superior Provincial de Centro América

GABRIEL ROBLERO, S.J.
Superior Provincial de Chile

HERMANN RODRÍGUEZ, S.J. 
Superior Provincial de Colombia

GUSTAVO CALDERÓN, S.J. 
Superior Provincial de Ecuador

LUÍS GERARDO MORO, S.J. 
Superior Provincial de México

IRENEO VALDEZ, S.J.
Superior Provincial de Paraguay

VICTOR HUGO MIRANDA, S.J.
Superior Provincial de Perú

RAFAEL GARRIDO, S.J. 
Superior Provincial de Venezuela

ROBERTO JARAMILLO, S.J.
Presidente de la CPAL

Oficina de Comunicación CPAL 

Tomado de: Jesuitas.lat